Something about growing up

Primero que nada, crecer sucks. Everybody knows that. Tienes que aprender a cerrar la boca, a no golpear a alguien en la cara cuando estás enojado, a trabajar en un lugar que odias porque tienes que pagar cuentas, a conducir en una ciudad de locos, a no mirar a tu jefe como si acabara de pedirte la mierda más grande del mundo o cuando te exigen que entregues un trabajo de tres meses en cuatro horas. Basicamente creces para ser un adulto que de alguna manera siempre seguirá siendo tratado como un niño.  Continue reading

Something about attitude

Dicen que todo es cuestión de actitud. De cómo, desde tu propia perspectiva, veas las cosas, que de eso depende mucho si mueres o no de un ataque al corazón. En mi casa había una señora que ayudaba a mi madre en los quehaceres del hogar y de paso nos cuidaba a mi hermano y a mi. Duró muchos años con nosotros, y de hecho, más que la señora de la limpieza o quien cocina, es parte de mi familia (aunque confieso que la tengo un poco abandonada…cosas que pasan cuando apenas vas a casa de tus padres para dejar y recoger ropa). Ella tenía un carácter fuerte, y yo era muy rebelde (y a veces creo que lo sigo siendo en algunos aspectos) y recuerdo que cuando era más pequeña, quizás 7 u 8 años, discutía mucho con ella. Recuerdo en especial una situación en la que la niña malcriada que había en mi tuvo un gran pleito con ella. Al final, me acuerdo de eso y me río, pero algo que a partir de ese momento siempre me decía era que iba a morir de un ataque al corazón, porque me aceleraba mucho.

Continue reading

De caminatas interminables y objetos perdidos

Para evitar que el día a día acabe conmigo y los tapones me consuman como han hecho con la mayoría de las personas que viven en esta ciudad, he estado saliendo temprano del trabajo, evitando las horas realmente complicadas, para salir a caminar al parque cerca de la casa donde me estoy quedando estos meses (al menos hasta que defina qué será de mi). Es bastante relajante porque uno tres cosas que me encantan: primero, el parque… un lugar verde, de arboles, con caminos extensos, bancos, flores, gente que pasea, practica deportes o hace ejercicios, etc… segundo, la música que puedo escuchar gracias a mi celular, y tercero, caminar.  Continue reading

Capítulo XXV

Ángel decidió hablarle de las ánimas, de las razones que lo habían llevado a sucumbir ante su puerta bañado en sudor. Faith tenía que saber a qué se enfrentaba. Y es que era más fácil que un hacer perder a un soldado desprevenido, que a uno atento a la situación, o eso escuchaba decir.

– ¿Estás hablando en serio?- preguntó un poco desconcertada cuando Ángel terminó su relato omitiendo claro, algunos detalles.

– ¿Entiendes ahora porqué debes quedarte en tu casa?- le dijo mirándola fijamente a los ojos. Continue reading

Something about pressure

Cuando estaba en la universidad, me gustaba hacer los trabajos a tiempo. Sé que para muchos esto suena irreal y un poco utópico, pero así era. Si tenía tres semanas para prepararlo, me gustaba empezar temprano y dejar el último día que todo el mundo tenía de estrés para relajarme, hacer ultimas revisiones y avanzar otras cosas. Generalmente lo hacía, especialmente si se trataba de trabajos prácticos tipo diseño. Si se trataba de trabajos escritos en los que tuviera que sentarme a inspirarme para redactar era más complicado, aún así lo lograba.  Continue reading