Demasiados retos para un titular

21 de enero 2012.

En periodismo una de las principales cosas a la hora de transmitir una información, es el titular. Un buen titular es capaz de llamar la atención de la audencia o el lector, y el punto de partida para que tu texto sea leído. Durante esta semana han sucecido tantas cosas, que es difícil enfocarme en un sólo punto. 

Uno de los mayores retos ha sido el gimnasio. Nunca he sido del tipo de hacer rutinas, y mi resistencia está por el suelo. Pero increiblemente duré una primera semana muy satisfactoria. Si, es cierto que mi cuerpo se ha sentido adolorido en uno que otro momento, pero los 40 minutos diarios de cardio y fuerza se sienten muy bien. A ver cuanto resisto.

Como era de esperarse las clases han aumentado su intensidad, lo que me supone un mayor reto en especial en la producción de contenidos. Esto de estudiar periodismo fuera de tu país es una baina. Si no logras entender bien las informaciones, es difícil poder relatarlas, por lo que mi tutora me ha insentivado a que realice un esfuerzo extra en comparación a mis compañeros. Esto, he de confesar, me ha tenido un poco preocupada y estresada. Cada día son más las asignaciones, y pasar una tarde tranquila en casa ya no es una opción. Se acabó la vagancia. Por lo que estoy asumiendo el segundo reto que me toca superar.

Un punto de relax fue la celebración del cumpleaños de una de mis compañeras en la casa. Definitivamente soy de las personas que disfrutan más en un grupo en algún lugar tranquilos, con música de la laptop y hablando ‘m por un tubo’. Cuanto reir con esos locos (si, al final sólo me junto con gente loca…y rara -creanme de este lado del mundo hay muucha gente rara-).

Otro reto, quizás no tan grande como los dos anteriores, es el de poder trabajar en grupos. Como nuestras materias en su mayoría son prácticas (y si no, seminarios en los que el 30% de los estudiantes termina durmiendose) nos toca trabajar en equipos, y es intersante como no importa en qué país te encuentres, siempre te toparás con las mismas clases de personas. Para mi supone un reto doble en algunos aspectos, dado que aunque tenemos el mismo idioma, a veces poder entendernos es un solo lío. Pero es interesante como a final de cuentas si te esfuerzas obtienes buenos productos. Fue el caso de nuestra clase de diseño donde a pesar del estres, pudimos entregar un buen trabajo. Quizás no el mejor, pero si uno bueno.

Dentro de todo ese va y ven, el estres, las cosas por hacer, el reorganizar mi horario en todos los sentidos, el esfuerzo y el trabajo, a veces uno se olvida de ciertas cosas, y es triste cuando por una llamada debas detenerte a recordarlas. La semana terminó con la noticia de que mi perrita había muerto. Muchos comprenderán porqué me faje a llorar como una chamaquita al enterarme, y de porqué duré un buen rato pensando en mi niña. Son de esas noticias que cuando estás lejos realmente es bien duro asumir. Ayer fue mi Liah, pero entonces te pones a pensar en todas las personas a las que quieres. ¿Qué hacer cuando recibes una mala noticia? Pues nada, llorar, deprimirte, sufrir dolor de cabeza, quizás dedicarle un mensaje en FB… y ya.

El 2012 es un año de retos para mi, en todos los aspectos de mi vida, si seré o no capaz de superarlos todos, la verdad no lo sé. Creo que eso es algo que averiguaremos al final de este relato.

Spoiler alert: I did it. Los superé.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s