Algo llamado hogar en Madrid

madrid1Salir de Bilbao siempre es una tentación, más si eso implica salir a conocer. Mis expectativas no estaban muy allá, por el hecho de llegar a una ciudad que francamente no me llamaba tanto la atención como otros sitios. Más aún porque no sabía a ciencia cierta hacia donde me dirigía. La distancia hace cosas cuando terminas quedándote en casa de una prima de la cual no te acuerdas. 

Conociendo mi mala racha con los autobuses, decidí levantarme una hora y media antes, para no tener que volver a correr por el metro con la maleta, y gracias al cielo pude llegar a tiempo sin necesidad de arrollar a nadie.

El viaje, aunque menos largo que ir a Barcelona, por alguna extraña razón, me lo encontré eterno y cansón. Además de que el autobus iba lleno de gente. Al llegar a la estación (que contrario a lo que había visto, es subterranea), una mujer con dos niños me cruzó justo por el frente, y es en serio aquello de que la sangre llama, porque algo me decía que aquellos eran mis primos.

Luego de un caluroso saludo, de esos que solo puedes recibir de tu familia o alguien bien cercano, tomamos el metro (con un sistema muy parecido al de Barcelona) y llegamos a su humilde hogar. Primera casa familiar que visito, con un sillón super cómodo, un árbol de navidad que te recibe con un aire de “casa” que dan ganas de quedarse más de dos noches.

Después de durar un buen rato charlando, salimos a buscar al tercer niño del trío de preciosuras que viven en esta casa. Al llegar a la casa de los abuelos, otra vez sentí ese aire de “casa” maternal que desprenden los abuelos.

Ya en casa e instalada, a pesar de no haber podido salir a conocer las calles de esta enorme ciudad, siento que el día fue de mucho provecho. Poder tener a alguien de tu misma sangre, de tu misma familia, de tu ciudad, alguien que pasó por todo lo que estas pasando, y entiende mejor que nadie tu situación, es realmente un alivio.

A Madrid no sólo fui a conocer, también fui a encontrar a la familia, que tanta falta me hace. Al otro día habría tiempo para conocer algunas de las cosas que tanto se mencionan de esta capital.

El único inconveniente es que caí en la casa de seguidores del Real Madrid, si mi pri-cuñado se enteraba que soy del Barça, capaz que me dejaba en la calle, así que lo mantendría en secreto, por lo menos hasta el sábado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s