1000 palabras: Como pasa el tiempo

Y los 10 capítulos de la serie de 20 minutos que me tiré de 5 a 10. 

Si vemos el tiempo en números, algunas veces nos parecerá mucho y otras poco, dependiendo de la cantidad de números que hayan transcurrido en una percepción. Es decir, siguiendo el concepto del tiempo relativo al reloj, el mismo se divide de la siguiente manera: un año son 12 meses, cada mes cuenta con un aproximado de 28 a 31 días que a su vez se dividen de 4 a 5 semanas, una semana son 7 días, un día son 24 horas, una hora se divide en 60 minutos y un minuto a su vez en 60 segundos. En un segundo puedes decir 6 o más palabras, dependiendo qué tan rápido eres al hablar, imagínate cuantas palabras puedes decir en una hora. Esto es solo para tener una referencia de qué tan lento o rápido pasa el tiempo. 

Las horas del reloj pasan a la misma velocidad siempre, salvo en algunas ocasiones en las que se puede adelantar o atrasar por una milésima de segundo, pero eso es algo que no ocurre siempre y tampoco es muy constante. La distancia que recorre la aguja en el plano es la misma de un punto a otro, y viceversa, por lo tanto se toma el tiempo en llegar.

Sin embargo, aunque todas estas cuestiones físicas nos digan que las horas pasan igual siempre, nuestra percepción nos hace creer, sentir y estar absolutamente seguros de que no es así. Puede ser que un día, amanezcas muy productivo y antes de las 10 de la mañana hayas realizado mil cosas: pagado las cuentas, gym, responder 200 correos, terminar algo pendiente del día anterior, una reunión con tu jefe… Como también puede ser que otro día a las 10 de la mañana apenas hayas podido desayunar, y responder tan solo 10 correos. Incluso, puede ser que un día a penas te estés despertando a las 10 de la mañana.

En algunos casos, y es común, que mientras estás pasando un buen momento, divirtiéndote, disfrutando, ni cuenta te des de que ya han pasado tres horas y debes irte a dormir porque es muy tarde. En otras, cada vez que ves el reloj a penas han pasado 3 minutos desde la última vez y eso que crees que has hecho muchas cosas… Pasa igual cuando duermes, es posible que alguna vez te hayas despertado de repente, y notes que todavía te quedan 15 minutos más de sueño antes de tener que levantarte, dejas el reloj a un lado (lo más seguro que sea tu celular), en ese instante vuelves a dormir y resulta que tienes un sueño… el real sueño. Basicamente una novela donde pasa de todo y de repente suena la alarma y apenas han transcurrido 14 minutos en ese lapso.  Un poco creepy, ¿no?

El tiempo pasa igual siempre, pero lo que cambia es la actitud que tenemos ante los segundos que pasan. Si nos aburrimos, si nos entretenemos, si estamos concentrados, si nos distraemos, si estamos ansiosos, si tenemos sueño, si esperamos, si no… Todo esto cuenta como un factor relevante en nuestra manera de ver correr las agujas del reloj. Es increíble la cantidad de cosas que podemos hacer en un día, si las circunstancias se presentan favorables contrario a la cantidad de cosas que podemos dejar de hacer en ese mismo día si, de lo contrario, nada fluye como debería.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s