1000 palabras: Promesas rotas

Y aún cuando haces lo posible por cumplir, a veces simplemente no se logra.

La palabra promesa implica una obligación moral de una persona hacia otra de hacer algo. Cuando una persona promete está implicando que hará sea lo que sea por cumplir eso que ha prometido. No importa las circunstancias adversas y los problemas que puedan surgir, si ha dicho las palabras está en el deber de cumplirlo. 

Ahora bien, muchas veces cuando estamos en la posición de hacer alguna promesa no estamos muy conscientes de lo que eso pueda implicar. Situaciones que no podemos manejar, momentos que no se pueden evitar, circunstancias que muy por encima del deseo se manifiestan y nos eviten cumplir con lo dicho.

La mayoría de las personas al prometer algo no están conscientes de lo que están prometiendo. Así como la mayoría tampoco está atenta de los requerimientos que están solicitando. En algunos casos puede tratarse de cosas pequeñas, tipo pasaré por ti para comer, o nos veremos en la noche, o te devolveré el libro. En otros se trata de situaciones mayores, que por su naturaleza conllevan mayores retos y desafíos.

De promesas fallidas todos pecamos. Y si al final de los días nos juzgarán por la cantidad de veces que hemos prometido algo y no lo hemos cumplido, probablemente no resultemos muy bien parados de ese juicio. Peor es cuando una persona dice no prometer nada como seguro de que al momento de hacerlo lo cumple, pero sin embargo, terminando fallando.

Otros sufren de amnesia temporal, donde al momento de la verdad alegan nunca haber dicho las palabras mágicas, y por ende quedan exonerados de la obligación. En estos casos implica entonces que su palabra no carece de algún peso. Las promesas rotas son tan comunes, que hasta se han convertido en un hecho normal y suele verse como algo sin relevancia. De modo que al ser tan popular a nivel general, incluso podría verse como algo bueno y válido. Algunos pueden también llegar a pensar que si una persona se molesta con otra por una promesa incumplida, quien está enojado es un cerrado y un cuadrado por no dejarlo pasar. Es igual cuando, por poner un ejemplo exagerado, vemos algo mal hecho tantas veces repetido que terminamos asumiendo que está bien. Sencillamente porque es lo normal o así se dan las cosas.

En lo personal no suelo hacer promesas, o al menos no me gusta usar la palabra tan a la ligera, porque al final me comprometo a algo de lo que probablemente no estoy segura pueda llegar a cumplir. Más aún sabiendo que el fallar a ello puede implicar una gran decepción de parte de la otra persona. Y aclaro, no es que no haya fallado en muchas ocasiones, pero al menos hago el esfuerzo de tan siquiera intentarlo. Algunos se quedan simplemente en las palabras.

Imagínate que apenas podemos cumplir las promesas que nos hacemos a nosotros mismos, qué será a un tercero. Tan fácil como: prometo que hoy me acostaré temprano, que no comeré más helado, que escribiré mi artículo de 1000 palabras (que ya he roto tres días), que sólo veré un capítulo más de la serie… y esto sólo para mencionar pequeños ejemplos que quizás no sean muy relevantes, pero que nunca sabes el efecto que puedan causar.

Para hacer una promesa (si han notado es la palabra clave de este texto), debes tomar en consideración varias variables: el tiempo, la acción, los efectos, los requerimientos, los involucrados. Si uno de esos elementos falla, todo lo demás puede que falle. No siempre podré llegar a casa y escribir de algún tema específico. En ocasiones me cogerá la hora y el sueño me arropará, en otras mi cerebro no será capaz de pasar de una línea. Pero es lo interesante de hacerse promesas, a veces no solo se trata de cumplir con lo dicho, sino de ver qué tan lejos puedes llegar por lograr lo que te has trazado. Y eso, mi estimado lector, es algo que tampoco tomamos en consideración y de lo que lamentablemente, nadie nunca está consciente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s