1000 palabras: No se trata del lugar, pero de las personas

Y cada persona que conozco, al final, algo me aporta.

Muchos de mis conocidos de la universidad me decían, al momento de graduarnos, que más que el lugar, las clases, los profesores y las mismas aulas, lo que extrañarían serían a sus compañeros, a los amigos que hicieron, a las personas que conocieron. Desde que salí me ha tocado deambular por el mundo. Francamente en estos cinco años lo que más he durado en un lugar fue un año y dos meses. Y como he recorrido tantos lugares (unos mejores que otros) ha sido complicado mantener ciertas relaciones. 

Aún así, a medida que transcurre el tiempo, es más difícil recordar el lugar, pero se mantienen las personas, al menos esas que provocaron algún impacto. Cada lugar por el que he pasado, me ha dejado una experiencia, y con ella al menos un nombre y un rostro se quedan plasmados en esa parte de la historia.

Puede ser que lleguemos a un lugar temporalmente, donde terminemos yéndonos antes de lo esperado o incluso deseado, y quizás, por el poco tiempo que estuvimos ahí, no hubo manera de establecer lazos fuertes con alguien, pero eso no evita que recordemos al menos un nombre o una expresión o incluso una frase.

Ningún lugar por el que hayamos pasado es en vano. Aunque a veces se sienta que nunca debimos siquiera haber puesto un pie allí. Algo siempre te llevas, y en la mayoría de los casos resulta que ese algo puede ser un contacto para una necesidad futura. Así como tus compañeros de carrera se pueden convertir en tus futuros empleadores o empleados o tan siquiera una muy buena referencia, así mismo para con todo lo demás. Si tomaste un curso en Miami, si fuiste a otra ciudad, si trabajaste unos meses fuera de tu casa, etc. Y eso yéndome por el lado más común.

¿Qué pasa entonces cuando al pasar por ese lugar lo que te queda es una gran amistad? Cuando logras crear un lazo con alguien que te estima y aprecia, y que durante tu estadía, aún a pesar de las dificultades, logró hacerte sentir apoyado y animado. En ocasiones no se trata de lo que haces o dónde estás, sino de las personas que conoces, de quienes puedes aprender, de quienes te ayudan a mirar las cosas con otra perspectiva, en muchas ocasiones, incluso, fuera de tu circulo.

Es lo grandioso de conocer a gente a nueva, nunca sabes qué te puede quedar de ellas, pero ciertamente será algo a lo que podrás sacarle mucho valor. Y si, no todos quienes entran a tu vida están para quedarse o tan siquiera para representar algo significativo, de hecho son pocos los que logran sobrevivir a la distancia y el tiempo, una vez te hayas ido, pero quienes lo logran definitivamente tuvieron un propósito.

Nunca he durado lo suficiente en un mismo lugar -fuera de mis años en la universidad- como para sentirme acompañada siempre. De hecho, en los últimos años he estado más sola que acompañada, y he aprendido a lidiar conmigo misma incluso en esos momentos en lo que ni yo me soporto. Sin embargo, si he estado lo suficiente como para guardar una foto, un correo, un número de teléfono. Si visito una ciudad donde está esa persona busco la manera de verle, si es su cumpleaños trato de felicitarle, si de repente viene a ver buscando ayuda, trato de ayudarle.

Al final de eso se trata, ¿no?. De crear tantas conexiones como sean posibles, de manera que que se forme una linea gruesa entre una persona y otra. Y que a pesar de la distancia o del tiempo, en los momentos de necesidad estén ahí. Sencillamente porque el ser humano no puede vivir aislado del mundo, puede, pero no. Así que es muy grato saber que quizás el lugar donde estás ahora no es el más idóneo o el más placentero, pero probablemente logres construir buenas relaciones que con un poco de esfuerzo puedan perdurar.

Conocer otros estilo de vida, otras maneras de pensar y de hacer las cosas al final solo nos suma. Nos permite abrir un poco más la mente, y entender una milésima más al ser humano. Y que maravilla esa que algún día podamos entendernos a nosotros mismos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s