Capítulo VI

Faith despertó bien temprano al día siguiente, algo no muy normal en ella. Al levantarse su primer impulso fue ir al hospital para saber como seguía la chica a la que había ayudado. Nunca antes se había acercado a ella, pero solía verla por los pasillos de la biblioteca de vez en cuando.

A pesar de que jamás habían hablado, Faith sentía que aquella chica tenia una estrecha relación con ella, al fin conocía a alguien que en verdad podría comprender, pues tenían experiencias similares y podían llegar a compartirlas si ella lograba salvarse.

Estaba sedada. Era la única manera de calmar el dolor provocado por las heridas. Estaba vendada y debía recostarse de lado para no lastimar las heridas en su espalda, dormía tranquila por los medicamentos. Su madre la cuidaba sentada en un mueble cerca de la cama, al ver a Faith entrar con sigilo a la habitación le hizo señas de que salieran un momento.

–       ¿Cómo esta?- preguntó Faith con interés

–       Estable hasta el momento. Los médicos aún no aseguran nada- decía en tono apagado, las ojeras en sus ojos sobresalían en todo su rostro- Eres quien la ayudo, ¿no?- Faith asintió con un movimiento de cabeza- Gracias, si no hubieras llegado…- respiró hondo- pero llegaste, gracias al cielo, llegaste.- tomándole las manos y sonriéndole en forma de gratitud.

–      Cualquiera hubiera hecho lo mismo, y en realidad no hice mucho, solo evité que esa bestia siguiera atacándola.

–       Lo sé, los oficiales me informaron sobre todo. ¿Te puedo hacer una pregunta?- dijo con dulzura

–       Claro- contesto sin problema.

–       ¿Cómo lo hiciste? ¿Cómo lograste ahuyentar a la bestia sin resultar herida?- preguntó con curiosidad

–       En realidad no fui yo, cuando intentaba espantarlo estuvo a punto de atacarme pero alguien se interpuso- conciente de que eso sonaba extraño.

–       ¿Supiste quién era?- preguntó con suma curiosidad

–       No, estaba oscuro y de espaldas a nosotras. No pude ver su rostro.

–       Pues sea quien sea, es un héroe. Dios pague con fortunas su acción- Faith sonrió.

Hasta aquel instante su única preocupación radicaba en el estado en el que se encontraba la chica, pero ahora una nueva incertidumbre  la atacaba. ¿Quién era esa persona? ¿Por qué no se identificó? ¿Por qué ayudarla? ¿Por qué desaparecer así?

Al salir del hospital decidió dar un paseo. Todavía le quedaba una hora para su primera clase y no valía la pena ir a la biblioteca tan temprano.

Empezó a analizar la situación, ciertamente todo lo que le había sucedido era perfecto para mantener a Rocsan interesada y atenta durante un buen rato, perfecto para escribir una novela de terror. Todas estas ideas la hicieron sonreír levemente.

Estaba cerca de la universidad y tenía tiempo de sobra, así que se sentó cerca de la cafetería para seguir analizando todo aquello. En parte su hermano tenía razón, debió haberse quedado en casa luego de los acontecimientos de la  noche pasada, pero ella sabía que el encierro no era su fuerte.

Muchos jóvenes que salían de la cafetería murmuraban entre sí y la señalaban al darse cuenta de su presencia. ¡Qué rápido se enteraban de las cosas en aquel lugar!, pensó. Estaba segura que por eso casi nadie se le acercaba. Era demasiado extraño que de 50 personas ella hubiera sido la única sobreviviente, nunca se supo quien había sido el autor de aquella masacre, pues Faith no supo como explicarse en aquel momento y dado que las heridas en las personas eran muy extrañas, descartaron la idea de que ella hubiera tenido algo que ver con todas esas muertes. Sin embargo, no pasaban desapercibidos aquellos quienes daban sus propias hipótesis llegando a la conclusión de que ella pudo haber sido la autora de tal delito.

A Faith le daba igual, más aún cuando se encontraba lejos de su hogar donde prácticamente no conocía a nadie. Ella los observaba pasar y se formulaba algunas ideas de las cosas que podían estar diciéndose o pensando, al final sonreía.

Ya casi era la hora de ir clase,  por lo que se puso de pie para dirigirse al aula correspondiente. Iba caminando cuando algo la hizo detenerse de repente. Una sombra a lo lejos, algo o alguien la observaba. De inmediato se le heló la sangre. Siempre pensó que durante el día estaría a salvo de cualquier peligro, todas las tragedias de su vida ocurrían al ocultarse el sol, pero ahora tenía esa horrible sensación de que algo malo pasaría. Sus ojos pestañearon un poco para poder despejar la vista y observar mejor el lugar; la sombra permanecía intacta pero deforme dada la distancia, no estaba segura de qué era aquello pero tampoco se molestaría en averiguarlo. Apresuro el paso y entró a su salón silenciosamente como normalmente lo hacía.

No lograba concentrarse por más que lo intentara. Se sentía asechada y ciertamente las revueltas de los obreros en 1925 no era un tema que llamara su atención, ni la de nadie. En especial cuando el profesor basaba su explicación en describir cada detalle de los hechos, cosa que ciertamente los aburría, tanto así que más de la mitad de la clase tomaba esa asignatura para recuperar el sueño perdido de la noche anterior.

Al salir del aula volvió a tener esa extraña sensación de que algo estaba tras ella. Se detuvo unos instantes, lo pensó bien y decidió enfrentarlo fuera lo que fuese. Se dirigió al lugar de donde se podía ver la sombra, caminaba deprisa nerviosa, se acercó lentamente. Cuando estuvo más cerca por un momento creyó que sus ojos la engañaban. No podía ser. Debía ser una de sus tantas pesadillas, pero no, era real podía escuchar el alboroto que los estudiantes causaban en los pasillos. Era demasiado para ser un simple sueño.

Sobre una estatua en honor a un gran fundador de esa parte del complejo estudiantil, yacía el cuerpo inerte de un joven de más o menos su edad, ensangrentado tanto en las manos como en su espalda rasgada, con los ojos abiertos mostrando el horror de lo que había vivido mirándola directamente. La bestia había atacado por segunda vez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s