Detrás de la noticia en Deportes

El jueves pasado estuvimos en la sección de deportes de nuestro periódico Gaur. Cuatro personas para llevar a cabo una sección donde en el día no hubo tema alguno y las siete páginas no se llenarían solas. A las seis de la tarde había una rueda de prensa con el entrenador del Athletic, Marcelo Bielsa, el último encuentro con la prensa antes de irse a Bucarest para jugar la final de la UEFA.

Quien fuera mi jefe en aquel momento me designó la labor de cubrir la nota. Dos páginas estaban designadas a la información de apertura de sección y además tenía la tarea de conseguir una buena foto que se pudiera utilizar para la portada del periódico. Claro, esto si lograba llegar a tiempo para el cierre.

Lezama es un pueblo que queda un poco retirado de Bilbao. No pasa el metro, pero puedes ir en tren o en autobus. Para mi fortuna dos de mis compañeras debían ir para grabar una entrevista para su vídeo del próximo magazine. Una de ellas tenía coche. Llegar al campo de entrenamiento no fue muy fácil pero una vez allí sólo nos tocaba esperar. Todos los medios de Bizkaia estaban congregados para ver a los jugadores entrenar y escuchar las palabras de Bielsa.

Estuvimos esperando aproximadamente 40 minutos hasta que algunos jugadores de la cantera salieron a entrenar con el argentino. Muchos estuvieron atentos al partido que se efectuo en el momento tras varios calentamientos, pero todos querían a los jugadores de primera.

A las 7:15 inició la rueda de prensa, donde en un salón atestado de video cámaras, periodi

stas y reporteros gráficos el entrenador de los rojiblancos sonrió, hizo chistes, tuvo una trifulca con uno de los presentes por una pregunta que al final no entendí, contesto sin problemas a los otros y luego tras treinta minutos de ‘charla’ salió despavorido.

Claro que aquí no terminaba la misión del día. Luego había un ‘canutazo’ (escenario donde los jugadores de primera salían bañados y cambiados listos para enfrentarse a la prensa individualmente). Mis compañeras estaban emocionadas, por mi parte no conocía a casi ninguno. Tras varias entrevistas a los jugadores y sentarnos en el piso con uno de ellos mientras grabamos, tuve que tomar prestado un smartphone e ir enviando la nota a mi jefe por what’s app. Llegaría a las 9:30 de la noche y no me daría tiempo de transcribir el texto para el cierre de las 10.

Un día muy extraño para mi en la redacción de Gaur. Cada frase era muy pensada, pero sabía que con lo que había enviado no llenaríamos la página. Salimos corriendo al terminar las entrevistas y entre curvas y bajadas llegamos a las puertas del edificio donde Gaur en su novena edición estaba a punto de nacer.

Al llegar sólo faltaba rellenar un poco. Claro que gran parte del texto había sido redactado por otra compañera. Al final termine casi corriendo lo que faltaba, colocamos el titular y el subtítulo aunque lamentablemente la foto no se pudo pasar. Tuvimos problemas con la cámara, y al final no se pasó. Imprimimos sin mucho revisar y entregamos justo a tiempo. Las prisas y la falta del tiempo fueron las claves de un prospecto fracaso, pero el trabajo en equipo y la tecnología ayudaron bastante para que una edición más saliera sin demasiados problemas. Así son las cosas detrás de una redacción.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s